Arrecifes de Coral

Es una mañana cálida y soleada, a mediados de septiembre como Stacy Peltier y sus colegas en Airborne Laboratorio de Arrecifes de Coral de la NASA (CORAL) equipo de reconocimiento misión se preparan para su primer día en el agua en la isla de la garza, un 42 acres cayo de coral cerca de 45 millas fuera la costa de Queensland, Australia. Mientras se coloca una cámara D5500 de Nikon en una carcasa submarina, varios tiburones nadan cerca en las aguas color turquesa del pequeño puerto de la isla de dragado del arrecife.
“Nunca he saltado en el agua con toneladas de tiburones antes”, bromea con una risa nerviosa. Afortunadamente para ella y su equipo, los tiburones se encuentran alrededor de la Isla Heron no son particularmente peligrosos para los humanos.

Un tiburón nada en Heron Island Harbor. Crédito: Jim Ronda / JPL de la NASA
El técnico de investigación del Instituto de Ciencias Oceánicas de Bermuda (BIOS) y sus tres compañeros de equipo han llegado a Heron Island como uno de los tres independientes, pero coordinada, en-agua equipos de validación que están recogiendo datos sobre el estado de los arrecifes en las islas Garza y el lagarto de Australia durante de dos meses de estudio Gran Barrera de Coral de coral. Esta “verdad terreno” los datos serán comparados con los datos recogidos desde el aire por Instrumento portátil de la NASA Espectrómetro de Imágenes Remoto (PRISM) para validar la precisión de los datos PRISM y productos cartográficos. Se están reuniendo tres tipos fundamentales de datos: la óptica de agua, cubierta bentónica de arrecifes y el metabolismo de los arrecifes.

cubierta bentónica es lo que crece en el fondo marino.

comunidades bentónicas de arrecifes suelen consistir en una combinación de coral, algas y arena. Durante la siguiente semana, el equipo de la cubierta del bentos está recogiendo una serie de fotomosaicos de alta resolución que va a representar la composición de las distintas comunidades del fondo marino en múltiples puntos alrededor de los arrecifes de la Isla Heron.
Se necesitan Estudios de la cubierta de arrecifes bentónicos para validar algunos de los productos de datos más avanzados de coral. La misión CORAL está recogiendo datos de cobertura del bentos de 160 a 250 sitios separados a través de cada lugar de validación de arrecife en la misión global. El equipo analizará los mosaicos para tomar una determinación muy exacta de los porcentajes de los diferentes tipos de cobertura bentónica en cada foto.

El naufragio del HMCS, primer buque de la marina oficial de Australia, se encuentra en la entrada del puerto de Heron Island. El pecio fue colocado allí hace muchos años para servir como un dique para embarcaciones pequeñas que visite la isla. Crédito: Jim Ronda / JPL de la NASA
A las 9 de la mañana, el barco está cargado con el equipo de investigación del equipo y el equipo de buceo. Peltier, co-patrón en el viaje de hoy, guía lentamente el buque de investigación Estación de Investigación de Heron Island Chromis fuera del puerto. Mientras se dirigen hacia fuera, el fantasma, de la ruina oxidada del HMCS, primer buque de la marina oficial de Australia, se sienta en su lado de la cresta del arrecife en la entrada al puerto.
A bordo con Peltier son compañeros de equipo Yvonne Sawall, un científico postdoctoral en la BIOS; técnico de investigación Andrea Millán y líder del equipo Steven dólar, ambos de la Universidad de Hawai; y la NASA CORAL proyecto científico Michelle Gierach, que ha venido a lo largo de observar y ayudar desde el barco.
Peltier por radio la estación de investigación de informar que hay siete pasajeros a bordo y que se espera que vuelva a albergar a las 4 pm
“Investigación, Investigación, Investigación, esto es Chromis,” dice ella.
La estación confirma, y nos informa de que la aeronave Gulfstream IV con el instrumento PRISM de la NASA está en camino a sobrevolar la región Heron Island y se espera pronto.

Steve dólar, Universidad de Hawai, empuja el buque de investigación Chromis al comienzo del día. Crédito: Jim Ronda / JPL de la NASA
Nuestro primer punto de buceo es una zona llamada Blue Pools. El equipo se conecta el barco a una boya de amarre. La profundidad del agua es de unos 20 pies.
El equipo se pone a trabajar rápidamente, poniéndose el equipo de buceo y dejándose caer hacia atrás en los 72 grados Fahrenheit agua. El patrón no se interpone en el agua; ella debe permanecer con el barco en todo momento por razones de seguridad. Los buzos se entregan una de las tres cámaras a bordo y se sumergen.

Stacy Peltier, Instituto Bermuda de Ocean Sciences (BIOS), con las manos una cámara submarina para Yvonne Sawall, también desde la BIOS. Crédito: Jim Ronda / JPL de la NASA
Es un trabajo laborioso. Un miembro del equipo primero despliega polos 1.6 pies de largo a través del fondo marino para delinear 33-por-33 pies parcelas cuadrados, un tamaño que se correlaciona con la resolución espacial del instrumento PRISM de CORAL de 28.000 pies sobre el nivel del mar.
Los otros miembros del equipo utilizan sus cámaras para fotografiar toda la trama, con un solo escaneo buzo de este a oeste y el otro de barrido de norte a sur, nadando alrededor de 6 pies sobre el fondo marino. Un buceador en la superficie del agua lleva una unidad GPS de mano para marcar con precisión la ubicación de las parcelas que se correlaciona con los datos del plano.
El equipo tarda hasta 1.000 imágenes por parcela, un proceso que tarda 15-20 minutos. En un día típico, el equipo hará dos o tres lugares, recogiendo las mediciones de tres a cuatro sitios en cada lugar. Se inician en las aguas más profundas, a continuación, pasar por la pendiente del arrecife hacia la orilla. Si el agua se vuelve demasiado superficial que bucear en lugar de buceo.

Andrea Millán, de la Universidad de Hawai, fotografía el fondo del mar. Crédito: Stacy Peltier
Más tarde, de vuelta en la tierra, una herramienta de software especial denominado Agisoft PhotoScan coserá todas las fotografías juntas en un mosaico, que los científicos pueden utilizar para caracterizar lo que la estructura de la comunidad de los arrecifes de coral se encuentra en el punto dado.
“Esta es una nueva forma de evaluar la estructura y función de los arrecifes de usar este mosaico, y vamos a seguir con el análisis de estas imágenes para poder ver las cosas que no se ven de otra manera pero saltando en el agua y poner su ojos en él “, dice dólar, un biólogo arrecife de coral y consultor ambiental.
“Este es el equivalente de pasar de un modelo T a un Tesla en comparación con la forma en que se han realizado estudios de los arrecifes anteriores. Y la cosa más grande que permitió que esto sucediera es la fotografía digital. Aquí, cada vez que venga fuera del agua, hemos tomado hasta mil imágenes. Esto no era posible antes del advenimiento de la fotografía digital “.
“Queremos obtener la mayor cantidad de diferentes tipos de comunidades bentónicas como sea posible, y luego coincidir los mosaicos con las imágenes que recibimos desde el avión,” dice Sawall, un post-doctorado con CORAL Investigador Principal Eric Hochberg en el BIOS, donde se especializa en el metabolismo de coral .

El equipo de la encuesta misión CORAL bordo del Chromis. Crédito: Jim Ronda / JPL de la NASA
Un nativo del sur de Alemania, Sawall se inspiró para estudiar los arrecifes de coral cuando ella se lanzó la Gran Barrera de Coral en la edad 19. “Fue mi primera experiencia en el océano; Me gustó tanto, “dice ella. “La interacción entre los organismos me fascinó. Sin embargo, al mismo tiempo, pude ver el impacto que los humanos estaban teniendo en los arrecifes, y que me llevó a querer protegerlos. “Sawall ve el trabajo del equipo como un trampolín vital en nuestra comprensión de la salud y el estado de los arrecifes de coral ecosistemas en todo el mundo.

“El objetivo de coral es evaluar finalmente los arrecifes de todo el mundo y su estado y la salud y vigilar que con el tiempo.”

“Lo que estamos haciendo aquí es una pequeña pieza del rompecabezas hacia esa meta,” dice ella.
El equipo termina su trabajo en el primer lugar de buceo, que es principalmente escombros (piedras, arena y coral muerto), entonces se mueven más cerca del arrecife, que consiste en una variedad de corales vivos que ocurren en una multitud de formas de crecimiento. La cobertura de coral más alto se encuentra normalmente en la parte exterior y la pendiente de un arrecife, mientras que el interior de la laguna de arrecife, algas y arena dominar la parte inferior.
Su localización primera inmersión completa, el equipo se detiene brevemente para Munch en algunas Tim Tams, galletas cubiertas de chocolate de Australia; estos tienen un sabor de coco distinta. Como se rompen, los bancos de peces negros pequeños nadan al lado y por debajo de la embarcación, atraídos por nuestra presencia. Uno de los equipo ve una tortuga marina nadando verde cerca. Los mares están en calma.

Los buzos realizan una encuesta cubierta bentónica. Crédito: Stacy Peltier
Me pregunto Peltier para describir lo que está viendo por debajo de la superficie.
“Los arrecifes de la Isla Heron son hermosas”, dice ella. “Estuvimos hace poco en Lizard Island en el norte de Gran Barrera de Coral y se podía ver una gran cantidad de daños de ambos ciclones y el gran evento de blanqueamiento que pasó este verano. Pero Heron Island más al sur ha sido relativamente intacto. Visitamos algunos sitios de escombros, que son naturales. Las piezas que fueron cubiertos de coral eran simplemente increíble – vimos corales que crecen en la parte superior de corales, que no he visto antes. Esta es mi primera vez buceo en un área que tiene corales placa gigantescas “.
Siguiente es libre para nuestra segunda ubicación encuesta, un lugar llamado Los apartamentos de alquiler 2. El equipo repite el proceso de fotografiar parcelas de lecho marino. A medida que trabajan, la marea sigue saliendo, dejando al descubierto las cabezas de coral, que se elevan como una versión moderna de Atlantis desde el fondo del mar. Ondas comienzan crestería al chocar contra la parte superior del arrecife. Bandadas de pájaros del círculo más arriba, buscando un almuerzo.

Coral y peces en Heron Island Reef. Crédito: Stacy Peltier
Su segundo sitio completado, el equipo está listo para el almuerzo a sí mismos. Me pregunto Millán, natural de Troy, Michigan, con la Universidad de Hawai acerca de sus impresiones sobre el segundo sitio de buceo.
“Me sorprendió por la gran diversidad de corales, incluyendo el coral de fuego,” dice ella. “Hubo un gran banco de peces unicornio. Yo quería ir a echar un vistazo a algunas cosas, pero tuve que decirme a mí mismo: ‘Hemos de tener la natación, la estancia en la plaza’ “, dice con una risa.
Después del almuerzo, que está fuera de la sede definitiva: Guarida de Libby. Millán primera hace un viaje de esnórquel rápida para inspeccionar el lugar. Parece adecuado, por lo que el equipo se adapte y se remonta en el agua. Ellos informan de una gran cantidad de variedades de coral y peces grandes.
Como el día envuelve, el equipo se une a otra embarcación que transportaba a dos colaboradores australianos CORAL de la Universidad de Queensland: Stuart Phinn y Chris Roelfsema. Ellos están haciendo por separado el trabajo de validación en el agua junto con los otros equipos de validación de coral. Chris se une a nosotros en el agua, tomar fotografías y videos.
Es ahora un poco después de las 3 de la tarde, y nuestro equipo ha completado sus estudios para el día. Es hora de volver al puerto, descargar el barco y limpiar el equipo.
Hoy el equipo fotografió siete sitios, mientras que PRISM a bordo del Gulfstream IV recoge 17 líneas de datos en un vuelo de casi 6 horas. Las actividades de hoy, combinadas con vuelos anteriores del equipo CORAL arriba y abajo de la Gran Barrera de Coral y en el agua actividades de validación en Lizard Island, significan que el coral está bien en su camino hacia la consecución de sus objetivos científicos de nivel 1 en Australia. En definitiva, un buen día por aire y mar.

Heron Island: como en ningún otro en la Tierra

Heron Island. Crédito: Jim Ronda / JPL de la NASA
Heron Island es un cayo de coral de 42 acres ubicado dentro de la gran barrera de coral del Parque Marino, declarado patrimonio mundial, 45 millas (72 kilómetros) de la costa de Queensland, Australia. Está rodeado de un 5 millas de longitud (8 kilómetros de longitud) arrecife de plataforma que drena en la marea baja para formar una gran laguna alrededor de la isla.

Arrecife frente a la costa de la Isla Heron. Crédito: Jim Ronda / JPL de la NASA
Descubierta por primera vez en 1843, Heron Island albergaba una fábrica de conservas de la tortuga en la década de 1920, pero hoy en día es más conocido como un destino popular para los turistas como para los investigadores. Fue declarado parque nacional en 1943. La isla incluye un complejo y la Estación de Investigación de Heron Island, el mayor centro de investigación marina universidad de Australia, que es operado por la Universidad de Queensland. La estación está involucrado en la investigación y la educación en ciencias del mar y el medio ambiente marino.

tanques de muestras en la Estación de Investigación Heron Island. Crédito: Alan Buis / JPL de la NASA
Heron Island , arrecife circundante con la vida, incluyendo tortugas marinas,
por Alan Buis / OFF Heron Island, Queensland, AUSTRALIA /

Arrecife de coral

Arrecifes de coral en la isla de Providencia, Colombia.

Un arrecife de coral o arrecife coralino es una estructura subacuática hecha del carbonato de calcio secretado por corales. Es un tipo de arrecife biótico formado por colonias de corales pétreos, que generalmente viven en aguas marinas que contienen pocos nutrientes. Los corales pétreos son animales marinos que constan de pólipos, agrupados en varias formas según la especie, y que se parecen a las anémonas de mar, con las que están emparentados. A diferencia de las anémonas de mar, los pólipos coralinos del orden Scleractinia secretan exoesqueletos de carbonato que apoyan y protegen a sus cuerpos. Los arrecifes de coral crecen mejor en aguas cálidas, poco profundas, claras, soleadas y agitadas.

A menudo los arrecifes de coral son llamados “selvas del mar”, ya que forman uno de los ecosistemas más diversos de la Tierra. Aunque ocupan menos del 0,1 % de la superficie total de los océanos, equivalente a la mitad de la superficie de Francia, son el hábitat de 25 % de todas las especies marinas,1 2 3 incluyendo peces, moluscos,gusanos, crustáceos, equinodermos, esponjas, tunicados y otros cnidarios.4 Paradójicamente, los arrecifes de coral prosperan a pesar de estar rodeados por aguas oceánicas que proporcionan pocos nutrientes. Son más comúnmente encontrados en aguas tropicales poco profundas, pero también existen, en menor escala, corales de aguas profundas y corales de aguas frías en otras zonas.

Por su situación estratégica entre la costa y el mar abierto, los arrecifes sirven de barrera que protege a los manglares y las praderas de hierbas marinas contra los embates del oleaje; los manglares y praderas de hierbas, a su vez, protegen al arrecife contra la sedimentación y sirven como áreas de reproducción y crianza para muchas de las especies que forman parte del ecosistema del arrecife.

Los arrecifes de coral proporcionan servicios del ecosistema para el turismo, la pesca y la protección del litoral. El valor económico total anual de los arrecifes de coral se ha estimado en US$ 375 mil millones. Sin embargo, los arrecifes de coral son ecosistemas frágiles, en parte porque son muy sensibles a cambios de temperatura del agua. Están en peligro por el cambio climático, la acidificación de los océanos, la pesca con explosivos, pesca con cianuro para acuarios, uso excesivo de los recursos de los arrecifes, y usos perjudiciales de la tierra, incluyendo escorrentía agrícola y urbana, y contaminación del agua.5 6 7

Formación[editar]

La mayor parte de los arrecifes de coral se formó después del último periodo glacial, cuando el deshielo (derretimiento del hielo) condujo a la subida del nivel del mar y la inundación de las plataformas continentales. Esto significa que la mayoría de los arrecifes tiene una edad de menos de 10.000 años. Cuando las comunidades coralinas se establecieron en las plataformas continentales, los arrecifes crecieron hacia arriba, siguiendo el ritmo de la subida del nivel del mar. Los arrecifes con un crecimiento demasiado lento se convirtieron en arrecifes ahogados cubiertos por tanta agua que no recibieron suficiente luz para sobrevivir.8 Algunos arrecifes de coral se encuentran en aguas marinas profundas, alejados de las plataformas continentales, en torno a islas oceánicas y como atolones. La gran mayoría de estas islas es de origen volcánico. Las pocas excepciones tienen un origen tectónico, donde movimientos de las placas tectónicas elevaron el fondo marino hacia la superficie.

En 1842, en su primera monografía, titulada La estructura y distribución de los arrecifes de coral (The Structure and Distribution of Coral Reefs),9 Charles Darwin expuso su teoría de la formación de atolones, una idea que concibió durante el segundo viaje del Beagle. Postuló que los atolones se formaron por el levantamiento y la subsidencia de la corteza debajo de los océanos.10 La teoría de Darwin establece una secuencia de tres etapas en la formación de atolones. Comienza con la formación de un arrecife de coral alrededor de una isla volcánica extinta, cuando se desploman, tanto la isla, como el fondo oceánico. En la medida que continúa el hundimiento, el arrecife se convierte en una barrera de coral, y, en última instancia, en un atolón.

Darwin predijo que, debajo de cada laguna se encontraría una base de roca madre, que representa los restos del volcán original. Perforaciones posteriores demostraron que esta teoría era correcta. La teoría de Darwin se basó en su entendimiento de que, los pólipos de coral crecen en las aguas marinas limpias y agitadas de los trópicos, pero que sólo pueden vivir dentro de un rango de profundidad limitado, comenzando justo debajo del nivel de la marea baja. Cuando el nivel de la tierra subyacente lo permite, los corales crecen alrededor de la costa para formar lo que llamó arrecifes bordeantes (en inglés: fringing reefs), los cuales, con el tiempo, pueden crecer desde la costa hacia afuera para convertirse en un arrecife de barrera.

Un arrecife bordeante puede tardar diez mil años para formarse, y un atolón puede tardar hasta 30 millones de años.11

Cuando el fondo marino está subiendo, los arrecifes bordeantes pueden crecer alrededor de la costa, pero los corales que se ven elevados sobre el nivel del mar se mueren y se convierten en piedra caliza blanca. Si el fondo marino se hunde lentamente, los arrecifes bordeantes logran seguir el ritmo de crecimiento hacia arriba, desarrollándose sobre una base antigua de coral muerto, y formando una barrera de coral que encierra una laguna entre el arrecife y la tierra. Puede resultar en un arrecife de barrera que rodea una isla completa, y posteriormente, cuando la isla se hunde bajo el nivel del mar, en un atolón de coral circular, que sigue creciendo en la medida que sube el nivel del mar, formando una laguna central. Los arrecifes de barrera y atolones generalmente no forman círculos completos, ya que suelen ser afectados por los efectos de tormentas. Al igual que el rápido crecimiento del nivel del mar, también el hundimiento rápido del fondo marino puede abrumar el crecimiento del coral, matando a los animales y el arrecife.10 12

Los dos principales variables que determinan la geomorfología, o forma, de los arrecifes de coral son: la naturaleza del sustrato subyacente en el que se apoyan, y la historia de los cambios en el nivel del mar en relación con ese sustrato.

La Gran Barrera de Coral, cuya formación se inició hace aproximadamente 20.000 años, es un ejemplo de cómo los arrecifes de coral se desarrollaron en las plataformas continentales. En esta época el nivel del mar era 120 m más bajo que en el siglo XXI.13 14 Como el nivel del mar subió, el agua y los corales invadieron lo que fueron colinas de la llanura costera australiana. Hace 13.000 años, el nivel del mar había subido a 60 m debajo del nivel que tiene en la actualidad, y muchas colinas de la llanura costera continental se habían convertido en islas. Con la continuación de subida del nivel del mar, el agua sobrepasó las cumbres de la mayoría de las islas continentales, y los corales pudieron cubrir las colinas enteras, formando los actuales cayos y arrecifes. En los últimos 6.000 años, el nivel del mar de la Gran Barrera de Coral no ha cambiado significativamente,14 y la edad de la estructura viva de los arrecifes modernos, se estima entre 6.000 y 8.000 años.15 A pesar de que la gran barrera de coral se formó a lo largo de una plataforma continental, y no alrededor de una isla volcánica, los principios de Darwin se aplican también en este caso. Si bien el desarrollo se paró en la fase de barrera de coral, ya que Australia no está a punto de sumergirse, se formó la mayor barrera de coral del mundo, que se extiende por 2.000 kilómetros, a una distancia de 300 -1.000 m de la costa.16

Cuando están sanos, los arrecifes de coral tropicales crecen a un ritmo de 1 a 3 cm por año horizontalmente, y entre 1 y 25 cm por año verticalmente. Sin embargo, no pueden crecer por encima del nivel del mar, y, los corales hermatípicos tampoco crecen a profundidades mayores de 150 m, porque necesitan luz solar.17

La mayor parte de los arrecifes de coral se componen de esqueletos de coral formados por las colonias coralinas. Sin embargo, fragmentos de conchas y restos de algas calcáreas, como los del género Halimeda, pueden contribuir a la capacidad de los arrecifes de resistir los efectos dañinos de tormentas y otras amenazas. Tales mezclas son visibles en estructuras arrecifales como el atolón Enewetak.18

Arrecifes en el pasado[editar]

A lo largo de la historia de la Tierra, desde pocos millones de años después de que los organismos marinos desarrollaron esqueletos duros, casi siempre hubo arrecifes en los mares primitivos. Las épocas de máximo desarrollo fueron el Cámbrico medio (520 Ma), el Devónico (416-359 Ma) y el Carbonífero (360-300 Ma), debido a corales del extinto orden Rugosa, y el Cretácico superior (99-65 Ma) y todo el Neógeno(23 Ma – actualidad), debido a corales del orden Scleractinia.[cita requerida]

No todos los arrecifes del pasado estuvieron formados por corales. Así, en el Cámbrico inferior (570-536 Ma) se debieron a algas calcáreas y a arqueociatos (pequeños animales filtradores de forma cónica, probablemente emparentados con las esponjas), y en el Cretácico superior (99-65 Ma) existieron también arrecifes formados por un grupo de bivalvos denominados rudistas (una de las valvas, hipertrofiada, formaba la estructura cónica principal, y la otra, mucho más pequeña, actuaba como tapa).[cita requerida]

Tipos de arrecife de coral[editar]

Un pequeño atolón en las Maldivas.

Un cayo habitado en las Maldivas.

Los tres principales tipos de arrecife de coral son:

  • Arrecife bordeante o arrecife costero – este tipo se conecta directamente a una orilla costera, o está separado de ella por un canal o una laguna poco profunda.
  • Arrecife de barrera – un arrecife separado de la costa continental o de una isla por un profundo canal o laguna.
  • Arrecife de atolón – un arrecife de barrera, más o menos circular o continuo, que se extiende alrededor de una laguna sin una isla central.

Otras variantes o tipos de arrecifes son:

  • Arrecife de parche – este tipo es una pequeña concentración de arrecife de coral, por lo general dentro de una laguna o ensenada, a menudo circular y rodeada de arena o pasto marino. Los arrecifes de parche son relativamente comunes.
  • Arrecife bordeante inclinada[?] (Apron reef) – muy semejante a un arrecife bordeante, pero más inclinado, que se extiende hacia fuera y hacia abajo desde algún punto o costa peninsular.
  • Arrecife de banco – tiene una forma linear o semicircular, más grande que un arrecife de parche.
  • Arrecife de cinta – un arrecife largo y estrecho, a veces sinuoso, generalmente asociado a una laguna de atolón
  • Arrecife de tabla – un arrecife aislado, acercándose al tipo atolón, pero sin laguna.
  • Habili (del árabe “no nacido”) – un tipo de arrecife del Mar Rojo que no llega lo suficientemente a la superficie como para causar un oleaje visible, aunque puede ser un peligro para los buques .
  • Micro-atolón – ciertas especies de corales forman comunidades llamadas micro-atolones. El crecimiento vertical de micro-atolones está limitado por la altura de la marea media. Mediante el análisis de las morfologías de crecimiento, los micro-atolones ofrecen un registro de baja resolución de los patrones de cambio en el nivel del mar. Micro-atolones fosilizados también pueden ser fechados mediante la datación por radiocarbono. Estos métodos han sido utilizados para reconstruir los niveles del mar delHoloceno.19
  • Cayos – son pequeñas islas arenosas, de baja altitud, formadas en la superficie de los arrecifes de coral. Material erosionado del arrecife se amontona en ciertas partes del arrecife o de la laguna, formando un área sobre el nivel del mar. Las plantas pueden estabilizar los cayos de manera suficiente, como para convertirlo en un ambiente habitable por los seres humanos. Los cayos ocurren en ambientes tropicales delPacífico, Atlántico e Índico (incluyendo la Gran Barrera de Coral, el Caribe y la Barrera de Coral de Belice), y proveen tierra habitable y cultivable para cientos de miles de personas.
  • Monte submarino o guyot – cuando un arrecife de coral no puede crecer suficientemente para neutralizar el hundimiento de una isla volcánica, se forma un monte submarino o guyot. La parte superior de los montes submarinos es redondeada, y la de los guyots es plana. La forma aplanada de los guyots se debe a los efectos de la erosión por olas, viento, y procesos atmosféricos.

Zonas[editar]

Las tres zonas principales de un arrecife de coral: arrecife frontal (derecha), cresta arrecifal (centro) y arrecife posterior (izquierda).

Los ecosistemas de arrecifes de coral contienen distintas zonas que representan diferentes tipos de hábitats. Por lo general, se distinguen tres zonas mayores: el arrecife frontal, la cresta arrecifal y el arrecife posterior (frecuentemente referido como la laguna de arrecife). Las tres zonas están física y ecológicamente interconectadas. La vida arrecifal y los procesos oceánicos crean oportunidades para el intercambio de agua marina, sedimentos, nutrientes, y vida marina entre las zonas. Por lo tanto, son componentes integrales del ecosistema de los arrecifes de coral, cada uno jugando un papel importante en el sustento de las diversas y abundantes comunidades de peces de los arrecifes.

Alternativamente, Moyle y Cech distinguen seis zonas arrecifales, aunque la mayoría de los arrecifes poseen sólo algunas de estas zonas.20

El agua en la zona superficial del arrecife a menudo está agitada. Este diagrama representa un arrecife en unaplataforma continental. Las olas de agua del lado izquierdo, corren sobre el fondo marino fuera del arrecife (off-reef floor) hasta que encuentran lapendiente del arrecife (reef slope) oarrecife frontal, y luego pasan por lacresta arrecifal. Cuando una onda pasa por una zona poco profunda, se produce asomeramiento. Es decir, se aumenta la altura de las olas y se reduce su velocidad.

  • La superficie del arrecife es la parte menos profunda del arrecife, y está sujeta a marejadas y a la subida y caída demareas. Cuando las olas pasan sobre zonas poco profundas, se produce asomeramiento, como se muestra en el diagrama a la derecha. Esto significa que el agua a menudo está agitada, y estas son, precisamente, las condiciones en las que los corales prosperan. Superficialidad implica que hay un máximo de luz solar para la fotosíntesis de laszooxantelas simbióticas, y agua agitada, que promueve la capacidad de los corales de alimentarse de plancton. Sin embargo, otros organismos deben ser capaces de soportar estas robustas condiciones de vida para poder prosperar en esta zona.
  • El fondo marino fuera del arrecife es el fondo del mar, poco profundo, que rodea un arrecife. Suele ser arenoso y a menudo sustenta praderas marinas, que representan importantes zonas de alimentación para los peces del arrecife. Esta zona está asociada con los arrecifes que se encuentran en las plataformas continentales. En contraste, los arrecifes que rodean las islas tropicales y los atolones, bajan de manera abrupta a grandes profundidades y no tienen un fondo marino superficial.
  • La pendiente arrecifal es, en sus primeros 50 m, el hábitat para muchos peces de arrecife que encuentran refugio en la pared del acantilado y pueden alimentarse de plancton en las aguas cercanas. Esta zona esta principalmente asociada con los arrecifes que rodean las islas oceánicas y los atolones.
  • La frente arrecifal es la zona por encima del fondo marino o de la pendiente arrecifal. “Por lo general es el hábitat más rico. Sus complejos brotes de corales y algas calcáreas ofrecen grietas y hendiduras para protección, y la abundancia de invertebrados y algas epífitas proporcionan una amplia fuente de alimento”.20
  • La llanura arrecifal es la parte plana con fondo arenoso y parches de coral, que a menudo se encuentra detrás del arrecife principal. “La llanura arrecifal puede ser una zona protectora, bordeando una laguna, o puede ser una zona llana, rocosa entre el arrecife y la costa. En el primer caso, el número de especies de peces que viven en esta zona suele ser el más elevado de toda las zonas arrecifales”.20
  • La laguna arrecifal – “muchos arrecifes de coral encierran un área, creando una laguna con agua tranquila, que normalmente contiene pequeños parches de arrecife”.20

Sin embargo, la “topografía de los arrecifes de coral está cambiando constantemente. Cada arrecife se compone de parches irregulares de algas, invertebrados sésiles, rocas y arena. El tamaño, la forma, y la abundancia relativa de estos parches, cambian de año en año, en respuesta a los diversos factores que favorecen un tipo de parche sobre otro. El crecimiento del coral, por ejemplo, produce cambios constantes en la estructura fina de los arrecifes. A una escala mayor, las tormentas tropicales pueden eliminar grandes secciones de arrecife y causar el desplazamiento de rocas sobre el fondo arenoso.”21

Distribución geográfica[editar]

Distribución de los arrecifes coralinos.

Límite para las isotermas de 20 °C . La mayoría de los corales viven dentro de este límite. Nótense las aguas más frías causadas por surgencias en la costa suroeste de África y la costa de Perú.

Este mapa muestra las áreas de surgencia en rojo. Los arrecifes de coral no se encuentran en las zonas costeras donde se producen surgencias frías y ricas en nutrientes.

Los arrecifes de coral cubren una superficie de aproximadamente 284.300 km²,22 es decir, un poco menos del 0,1 % de la superficie de los océanos. La región del Indo-Pacífico (incluyendo el mar Rojo, el océano Índico, el Sudeste Asiático y el Pacífico) representa el 91,9 % de este total. El sudeste asiático representa el 32,3 % de esta cifra, mientras que el Pacífico incluyendo Australia representa el 40,8 %. Los arrecifes de coral de la región del Atlántico y del Caribe representan el 7,6 % del total.2

Aunque los corales pueden vivir, tanto en aguas templadas, como tropicales, los arrecifes de aguas someras (aguas poco profundas) se desarrollan únicamente en una zona que se extiende desde 30°N y 30°S del ecuador terrestre. Como norma general, los corales hermatípicos no crecen a profundidades de más de 50 m. La temperatura óptima para la mayoría de los arrecifes de coral es 26-27 °C, y pocos arrecifes existen en aguas con temperaturas debajo de 18 °C.23 Sin embargo, los arrecifes del golfo Pérsico lograron adaptarse a temperaturas de 13 °C en invierno y 38 °C en verano.24

Los corales de aguas profundas, como Lophelia pertusa, pueden existir hasta a 3.600 metros de profundidad, en temperaturas más frías, entre 1.11 y 25.28°C,25y en latitudes mucho más elevadas, tan al norte como hasta Noruega.26 Aunque los corales de aguas profundas pueden formar arrecifes, se sabe muy poco acerca de ellos.

Los arrecifes de coral son raros a lo largo de las costas occidentales de América y África. Esto se debe principalmente a la surgencia y las fuertes corrientes costeras frías, que reducen las temperaturas del agua en estas zonas (las corrientes de Perú, Benguela y Canarias, respectivamente).27 Los corales rara vez ocurren a lo largo de la costa del Sur de Asia, desde el extremo oriental de la India (Madras) hasta las fronteras de Bangladés y Birmania.2 También son raros a lo largo de la costa noreste de América del Sur y la costa de Bangladés, debido al drenaje de agua dulce de los ríos Amazonas y Ganges, respectivamente.

Entre las principales concentraciones de arrecifes de coral se distinguen las siguientes:

Biología[editar]

Anatomía de un pólipo de coral.

Los corales hermatípicos vivos son pequeños animales que construyen esqueletos de carbonato de calcio. Es un error pensar que los corales son plantas o rocas. Cabezales, o colonias, de coral se componen de concentraciones de animales individuales, llamados pólipos, dispuestas en diversas formas.30 El tamaño de los pólipos puede variar desde una cabeza de alfiler hasta un diámetro de 30 cm, aunque generalmente, la inmensa mayoría de los pólipos coralinos mide entre 2 y 10 mm de diámetro.31

Los corales constructores de arrecifes, o corales hermatípicos, sólo viven en la zona fótica (por encima de 50 m de profundidad), la profundidad marina en la que penetra suficiente luz solar para permitir la fotosíntesis. Los pólipos de coral mismos no realizan la fotosíntesis, pero tienen una relación simbiótica con laszooxantelas; estos son organismos que viven dentro de los tejidos de los pólipos y que proporcionan los nutrientes orgánicos que alimentan al pólipo. Debido a esta relación, los arrecifes de coral crecen mucho más rápido en agua clara, que admite más luz solar. Sin sus simbiontes, el crecimiento del coral sería demasiado lento para poder formar estructuras arrecifales significativas. Los corales obtienen hasta un 90 % de sus nutrientes de sus simbiontes.32

Los arrecifes crecen cuando pólipos y otros microorganismos depositan carbonato de calcio,33 34 en la base del coral, como una estructura ósea debajo y alrededor de sí mismos, expandiendo el cabezal coralino hacia arriba y hacia fuera.35 Las olas, peces herbívoros (por ejemplo, peces loro), erizos de mar, esponjas de mar, y otras fuerzas y organismos actúan como bioerosionadores, rompiendo los esqueletos coralinos en fragmentos que se depositan en la estructura del arrecife o forman fondos arenosos en las lagunas arrecifales. De la misma manera, muchos otros organismos que viven en la comunidad arrecifal también contribuyen con carbonato de calcio de sus esqueletos.36 Las algas coralinas son contribuyentes importantes a la estructura del arrecife, en las partes donde los arrecifes son sometidos al mayor impacto de la olas (como el frente arrecifal, que hace frente al mar abierto). Estas algas fortalecen la estructura del arrecife mediante el depósito de capas de caliza sobre la superficie del arrecife.

Primer plano de pólipos de coral agitando sus tentáculos. Puede haber miles de pólipos en una sola rama de coral.

Los corales se reproducen tanto sexual como asexualmente. Un pólipo individual utiliza ambos modos de reproducción durante su vida. Los corales se reproducen sexualmente ya sea por fertilización interna o externa. Las células reproductoras se encuentran en las membranas mesenterias que irradian hacia el interior desde la capa de tejido que recubre la cavidad estomacal. Algunos corales adultos son hermafroditas, mientras que otros son dioicos, exclusivamente masculinos o femeninos. Algunas especies cambian de sexo a medida que crecen.

Los huevos que son fertilizados internamente, se desarrollan en el pólipo durante un período, que puede variar de algunos días hasta varias semanas. El desarrollo posterior produce una pequeña larva, conocida como plánula. Huevos que son fertilizados externamente se desarrollan durante el desove sincronizado. Los pólipos liberan simultáneamente grandes cantidades de huevos y esperma en el agua, que se dispersan sobre un área grande. El momento de la reproducción depende de la época del año, la temperatura del agua, los ciclos lunares y la marea. El desove es más exitoso cuando hay poca variación entre marea alta y baja. Cuanto menos movimiento del agua, mejor es la probabilidad de fertilización. Por lo general, la liberación de los huevos o de las plánulas ocurre por la noche, y puede coincidir con el ciclo lunar (de tres a seis días después de la luna llena). El período entre la liberación hasta la fijación sólo dura unos pocos días, pero algunos plánulas pueden sobrevivir, flotando, durante varias semanas. Son vulnerables a las condiciones del medio ambiente y a la depredación. Las pocas plánulas afortunadas que logran fijarse en algún sustrato, luego tienen que enfrentar la competencia por alimentos y espacio.37

Paradoja de Darwin[editar]

La paradoja de DarwinEl coral parece proliferar cuando las aguas del océano son cálidas, pobres en nutrientes, claras y agitadas, un hecho que Darwin ya había señalado a su paso por Tahití en 1842. Esto constituye una paradoja fundamental, que se muestra en términos cuantitativos por la aparente imposibilidad de equilibrar la entrada y salida de los elementos nutritivos que controlan el metabolismo del pólipo de coral.

Investigación oceanográfica reciente ha puesto de manifiesto la realidad de esta paradoja, mediante la confirmación de que la oligotrofía de la zonaeufótica del océano persiste hasta la cresta arrecifal con su continuo oleaje. Al acercarse a los bordes de los arrecifes y atolones desde el casi-desierto del alta mar, la ausencia casi total de materia viva, de repente, se convierte en una abundancia de vida, sin ninguna transición. Entonces: ¿por qué hay algo en lugar de nada, y más precisamente, ¿De dónde vienen los nutrientes necesarios para el funcionamiento de esta extraordinaria máquina que es el arrecife de coral?

— Francis Rougerie38

Durante su viaje en el Beagle, Darwin describió los arrecifes de coral tropicales como oasis en el desierto del océano. Reflexionó sobre la paradoja de que los arrecifes de coral, que están entre los ecosistemas más ricos y biodiversos de la tierra, florecen a pesar de encontrarse rodeados por aguas oceánicas tropicales que apenas proporcionan nutrientes.[cita requerida]

Los arrecifes de coral cubren menos del 0,1 % de la superficie de los océanos del mundo, sin embargo, sustentan a más de una cuarta parte de todas las especies marinas. Esta gran diversidad resulta en complejas cadenas alimentarias, en las que los grandes peces depredadores comen los pequeños peces forrajeros, que, a su vez, comen los aún más pequeños organismos del zooplancton, y así sucesivamente. Sin embargo, todas las redes alimentarias eventualmente dependen de plantas, que son los productores primarios. La productividad primaria de los arrecifes de coral es muy alta, produciendo por lo general una biomasa de 5–10 g·cm−2·día−1.39

Una razón para la inusual claridad de las aguas tropicales es que son deficientes en nutrientes y en plancton. Además, como el sol brilla todo el año en las zonas tropicales, la capa superficial del agua se calienta, haciéndola menos densa que las capas inferiores El agua más caliente está separada del agua más profunda y más fría, por una termoclina estable, donde la temperatura hace un cambio rápido. Esto mantiene las aguas cálidas en la superficie, flotando sobre las aguas frías más profundas, sin mezclarse. En la mayor parte del océano, hay poco intercambio entre estas capas. Los organismos que mueren en ambientes acuáticos generalmente se hunden hasta el fondo, donde se descomponen, lo que libera los nutrientes en forma de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Estos nutrientes son necesarios para el crecimiento de las plantas, pero en los trópicos, no se devuelven directamente a la superficie.12

Las plantas forman la base de la cadena alimentaria y necesitan luz solar y nutrientes para crecer. En el océano, estas plantas se componen principalmente defitoplancton microscópico que deriva en la columna de agua. Necesitan la luz del sol para la fotosíntesis, que genera la fijación de carbono, y por consiguiente sólo se encuentran relativamente cerca de la superficie. Pero también necesitan nutrientes. El fitoplancton rápidamente utiliza los nutrientes disponibles en las aguas superficiales, y, en los trópicos, estos nutrientes no suelen ser reemplazados debido a la termoclina.12

En cambio, alrededor de los arrecifes de coral, las lagunas se rellenan con material erosionado del arrecife y de la isla. Se convierten en refugios para la vida marina, proporcionando protección contra las olas y las tormentas. Más importante aún, los arrecifes reciclan nutrientes, lo que sucede a una escala mucho menor en el océano abierto. En los arrecifes de coral y en las lagunas, los productores primarios incluyen fitoplancton, así como algas coralinas y algas marinas, incluso tipos especialmente pequeñas llamadas algas césped, que pasan nutrientes a los corales.40 El fitoplancton es comido por peces y crustáceos, que también pasan los nutrientes a lo largo de la cadena alimentaria. En general, el reciclaje garantiza que se necesita de menos nutrientes para sustentar la comunidad.

Los arrecifes coralinos sustentan muchas relaciones simbióticas. Las zooxantelas en particular, proporcionan energía al coral en la forma de glucosa, glicerol y aminoácidos.41Las zooxantelas pueden proporcionar hasta el 90 % de las necesidades energéticas de los corales.42 A cambio, como un ejemplo de mutualismo, los corales dan protección a las zooxantelas, que tienen un promedio de un millón por cada centímetro cúbico de coral, y proporcionan un suministro constante de dióxido de carbono, que las zooxantelas necesitan para la fotosíntesis.

El color de los corales depende de la combinación de tonos de marrón proporcionados por sus zooxantelas y las proteínas pigmentadas (rojos, azules, verdes, etc) producidas por los propios corales.

Los corales también absorben nutrientes, incluyendo nitrógeno inorgánico y fósforo, directamente del agua. Muchos corales extienden sus tentáculos por la noche para atrapar zooplancton que pasa cuando el agua está agitada. El zooplancton proporciona nitrógeno al pólipo, y este comparte una porción del nitrógeno con las zooxantelas, que también requieren de este elemento.40

Los diferentes pigmentos en distintas especies de zooxantelas les dan una apariencia general de color marrón o dorado, y transmiten sus colores a los corales marrones. Otros pigmentos como rojo, azul, verde, etc, provienen de las proteínas coloreadas producidos por los propios corales. El coral que pierde una gran parte de las zooxantelas, debido al aumento de la temperatura del agua, por ejemplo, se vuelve blanco (o, a veces muestra tonos de pastel en los corales que son ricamente pigmentados con sus propias proteínas de colores), y este hecho es referido como blanqueo, una condición que, si no es remediada, puede matar al coral.

Las esponjas, que habitan en las grietas de los arrecifes de coral, son otra clave para explicar la paradoja de Darwin. Son eficientes filtradores, y en el Mar Rojo por ejemplo, consumen alrededor del 60 % del fitoplancton que pasa a la deriva. Eventualmente, las esponjas excretan nutrientes en una forma que los corales pueden consumir.43

La mayoría de los pólipos de coral se alimentan durante la noche. Aquí, en la oscuridad, los pólipos extienden sus tentáculos para alimentarse de zooplancton.

La rugosidad de las superficies del coral es la clave para su supervivencia en aguas agitadas. Normalmente, una capa delimitante de agua quieta rodea un objeto sumergido y actúa como una barrera. Las olas que rompen contra los bordes extremadamente rugosos de los corales, interrumpen la capa delimitante, lo que permite a los corales acceder a los nutrientes que pasan. Por lo tanto, aguas turbulentas promueven el crecimiento y la ramificación del arrecife. Sin los beneficios nutricionales presentados por las superficies rugosas de los corales, incluso un reciclaje muy eficiente dejaría los corales con deficiencias nutricionales.44

Las cianobacterias proporcionan nitratos solubles al arrecife, por medio de la fijación de nitrógeno.45

A menudo, los arrecifes de coral de las plataformas continentales, dependen también de hábitats circundantes para sus nutrientes, tales como praderas marinas y manglares. Estos proveen materiales ricos en nitrógeno, como plantas y animales muertos, y sirven también para alimentar a los peces y otros animales del arrecife mediante el suministro de madera y vegetación. Los arrecifes, por su lado, protegen los manglares y pastos marinos de las olas, y producen sedimento en el que los manglares y pastos marinos puede arraigar.24

Biodiversidad[editar]

Esponjas de tubo del géneroCallyspongia atrayendo apogónidos,peces de cristal asiáticos y lábridos.

Diversos organismos pueden cubrir cada centímetro cuadrado de un arrecife de coral.

Los arrecifes de coral forman uno de los ecosistemas más productivos del mundo, proporcionando hábitats marinos complejos y variados, que sustentan una amplia gama de otros organismos.46 Arrecifes bordeantes justo debajo del nivel de bajamar también tienen una relación mutuamente beneficiosa con manglares a nivel de la marea alta, y laspraderas marinas entremedio: los arrecifes protegen los manglares y praderas marinas de olas y fuertes corrientes, que podrían dañarlos o erosionar los sedimentos en los que están arraigadas, en tanto que los manglares y pastos marinos protegen al coral de una afluencia desmesurada de sedimentos , agua dulce y contaminantes. Este nivel adicional de variedad en el medio ambiente es beneficioso para muchos tipos de animales de los arrecifes, que pueden alimentarse en las praderas del mar y utilizar los arrecifes para protección y procreación.47

Los arrecifes coralinos son el hogar de una gran variedad de organismos, incluyendo peces, aves, esponjas, cnidarios (que incluye los corales y medusas), gusanos,crustáceos (incluyendo camarón, palemónidos, langostas y cangrejos), moluscos (incluyendo cefalópodos), equinodermos (incluyendo estrella de mar, erizos y pepinos de mar), ascidias, tortugas marinas y serpiente de mar. Sin contar el ser humano, los mamíferos son raros en los arrecifes de coral, siendo la principal excepción las visitas decetáceos como los delfínes. Algunas especies se alimentan directamente de los corales, mientras que otros se alimentan de las algas del arrecife.2 40 La biomasa del arrecife está positivamente relacionada con la diversidad de especies.48

Regularmente, los mismos escondites en un arrecife pueden ser habitados por diferentes especies en diferentes momentos del día. Depredadores nocturnos, tales comoapogónidos y candiles se esconden durante el día, mientras que damiselas, acantúridos, ballestas, lábridos y peces loro se esconden de anguiliformes y tiburones por la noche.18 :49

Corales[editar]

Existen varios tipos de corales: los corales blandos o corales ahermatípicos y los corales duros, mejor conocidos como pétreos o corales hermatípicos. En los arrecifes del Indo-Pacífico se han identificado hasta 700 especies, mientras que en el Atlántico hay alrededor de 146 especies y en el Caribe se han descrito 60 especies de corales pétreos.[cita requerida] En la subclase Zoantharia o Hexacorallia, y en el orden Scleractinia, se encuentran los arquitectos del suelo marino, formadores de los arrecifes, los corales hermatípicos. Asociados a estos, se encuentran corales blandos (orden Alcyonaria) o córneos (subclase Octocorallia) y el coral de fuego, Millepora alcicornis, de la clase Hydrozoa.[cita requerida]

Algas[editar]

Los arrecifes corren un riesgo constante de sobrepoblación de algas. La sobrepesca y la afluencia excesiva de nutrientes provenientes de la costa y del interior, pueden causar una sobrepoblación de algas que puede resultar en la muerte de los corales.49 50 Estudios realizados en torno a islas del Pacífico de los Estados Unidos -en gran parte deshabitadas- comprobaron que las algas viven en un gran porcentaje de las localidades de coral investigadas.51 La población de algas se compone de clorófitos, algas coralinas y macroalgas.

Invertebrados[editar]

Los erizos de mar o los nudibranquios se alimentan de algas. Algunas especies de erizos de mar en particular, tales como Diadema antillarum, pueden desempeñar un papel fundamental en la prevención de la sobrepoblación de algas en los arrecifes de coral.52

Un número de invertebrados ocupan el substrato esquelético del coral, ya sea perforando en los esqueletos (a través del proceso de bioerosión) o habitando en grietas pre-existentes. Los animales que perforan la roca incluyen esponjas, bivalvos, moluscos y Sipuncula. Entre los animales que se instalan en el propio arrecife se incluye muchas especies, especialmente los crustáceos y gusanos poliquetos.27

Peces[editar]

Más de 4000 especies de peces habitan en los arrecifes de coral.2 Cuando están sanos, los arrecifes de coral pueden producir hasta 35 toneladas de peces por kilómetro cuadrado cada año; en cambio los arrecifes dañados producen mucho menos.53

Especies arrecifales incluyen:

  • Peces que influyen al coral y que se alimentan de pequeños animales que viven cerca del coral, algas, o del propio coral. Los peces que se alimentan de pequeños animales incluyen a Labridae (peces limpiadores) que se alimentan en particular de organismos que habitan los peces más grandes, peces bala[cita requerida] y Balistidae (ballestas) que se alimentan de erizo de mar, mientras que los peces que se alimentan de algas son, por ejemplo, de la familia Pomacentridae (damiselas) entre otros. Serranidae (meros) cultivan las algas por la eliminación de criaturas que se alimentan de ella (como erizos de mar), y eliminan las algas marinas no comestibles. Peces que se alimentan del propio coral pertenecen a las familias Scaridae (peces loro) y Chaetodontidae (peces mariposa), por ejemplo.54 55
  • Peces que cruzan los límites de los arrecifes de coral y de las praderas marinas cercanas, incluyen depredadores, como Trachinotus, Serranidae, Caranx, ciertos tipos de tiburón, barracudas y Lutjanidae(pargos). Peces que se alimentan de plantas o de plancton también pueblan los arrecifes. Los que se alimentan de pastos marinos incluyen Caranx, Lutjanidae, Pagellus y Conodon. Los peces que se alimentan de plancton incluyen Caesio, Batoidea (mantarayas), Chromis y peces nocturnos como Holocentridae, Apogonidae y Myctophidae (pez linterna).56

Los peces que viven en los arrecifes de coral pueden ser tan coloridos como los propios corales. Algunos ejemplos son los peces loro, la familia Pomacanthidae (pez ángel), damisela, Clinidae o los peces mariposa (Chaetodontidae). Por la noche, algunos cambian a un color menos intenso.[cita requerida]

Aves marinas[editar]

Los arrecifes de coral forman un hábitat importante para especies de aves marinas, algunas de ellas en peligro de extinción. Por ejemplo, el atolón de Midway en Hawái sustenta casi tres millones de aves marinas, entre ellas dos tercios (1,5 millones) de la población mundial del albatros de Laysan (Phoebastria immutabilis), y un tercio de la población mundial del albatros de patas negras (Phoebastria nigripes).57 Un total de 17 especies de aves marinas viven en Midway y cada especie tiene sitios específicos para anidar en el atolón. El albatros de cola corta (Phoebastria albatrus) es la especie más rara, con menos de 2.200 aves supervivientes, tras haber sido cazada de manera excesiva por sus plumas a finales del siglo XIX.58

Otros[editar]

Serpientes de mar se alimentan exclusivamente de peces y sus huevos. Aves tropicales, como garzas, alcatraces y pelícanos, también se alimentan de peces arrecifales. Algunos reptiles terrestres visitan los arrecifes de vez en cuando, tales como lagartos varánidos, cocodrilos marinos y serpientes semiacuáticas, como Laticauda colubrina.

https://es.wikipedia.org/wiki/Arrecife_de_coral

Entornos de Morella

Morella es un sitio de interes para la geología, en especial la formación Arcillas rojas de Morella en cuyos estratos se encuentran infinidad de fósiles y restos de dinosaurios como el Iguanadon y en menor cantidad restos de otras especies de dinosaurios.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Paisajes desde Morella

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fm.Arcillas de Morella y Fm.Xert

Discordancia angular Fm.Xert

Discordancia angular en la Fm.Xert

Fm. Arcillas Rojas de Morella

 

Mina la Parreta mostrando hacia la mitad del corte, el techo de la Fm.Morella

Desde los primeros estudios estratigráficos y paleontológicos, que datan
de principios del siglo XX, la Fm Morella se ha caracterizado por su coloración
rojiza y su contenido fósil. La mayor parte de sus depósitos se han interpretado
como continentales, aunque con intercalaciones locales de materiales
marinos. En esta unidad se da la paradoja de que muchos de los lugares
descritos con fauna de vertebrados continentales se encuentran en
depósitos interpretados como ambientes marinos poco profundos y de transición.
La sección del Mas de la Chimenea Alta es un ejemplo. Ésta contiene
yacimientos con fósiles de vertebrados que son claramente alóctonos, pero
también otros, con icnitas que permiten relacionar a los organismos con el
medio ambiente en el que vivían.

Flora y Fauna de la Formación Arcillas de Morella.

La Formación Arcillas de Morella es conocida por la fauna de vertebrados continentales que han sido hallados en las rocas que la forman, y sobre todo por la presencia de dinosaurios. Sin embargo en esta formación geológica tambien se han recuperado fósiles de vertebrados marinos, invertebrados, plantas, esporas, polen, dinoflagelados e icnofosiles, esto nos da una idea de algunos ejemplos de vertebrados y plantas presentes en esta zona del Cretácico Inferior (125 Ma).


Cinctorres



Video sobre el Iguanodon, el más representativo de la formación.

 

Lo más destacado de la imagen, los restos fósiles de vegetales
Algunas vetillas de carbon
Las distintas formaciones del entorno

Queda mucho por ver, como los distintos yacimientos del entorno y las demas Formaciones geológicas que se superponen a esta.

El caminar por los senderos de esté lugar es algo arriegado, por las cercas, el ganado, los toros y, hacer la siesta en el monte, podria hacer pensar a los buitres que estas ko y llevarte a su guarida para la cena. Pero tambien hay cosas buenas como el azul del cielo, y las brillantes estrellas en las noches sin luna, de tener ocasión se puede visitar el telescopio en Torremiro en noches señaladas como propicias.

En primavera hacia el verano tengo la intención de charlar largo y tendido con un hombre que tiene la experiencia y conoce al dedillo la geológia de estos parajes.

Como siempre gracias por seguirme y hasta pronto en mi  blog.

 

Estudian las fallas que favorecen el ascenso del magma en una futura erupción volcánica

Un grupo de investigadores desarrolla un proyecto en los Parques Nacionales de la Caldera de Taburiente, el Teide y Timanfaya que servirá de base para trabajos de riesgos geológicos, especialmente volcánico, sísmico y de movimientos del terreno.

En la imagen, medición de las estrías de falla en los Roques de Jedey. Foto: IMGE

En la imagen, medición de las estrías de una falla en los Roques de Jedey. Foto: IGME
Un grupo de investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y de la Universidad de La Laguna (ULL) está llevando a cabo un estudio que tiene como objetivo “caracterizar los elementos volcano-tectónicos de los Parques Nacionales de la Caldera de Taburiente, el Teide y Timanfaya y establecer su relación con la actividad volcánica que ha dado lugar al paisaje característico que podemos observar en cada uno de ellos”, según ha explicado a La Palma Ahora la geóloga Nieves Sánchez Jiménez, investigadora titular de la Unidad Territorial de Canarias del IGME e investigadora principal del proyecto. El trabajo está financiado por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

Los rasgos volcánicos, detalla Sánchez Jiménez, “son elementos y recursos naturales fundamentales de la existencia de estos tres parques nacionales, pero no sólo de estas zonas especialmente protegidas, sino también de su entorno y, en el caso de islas volcánicas como Canarias, de todas las islas. Por ello, como los procesos geológicos y la actividad volcánica no están restringidos al interior del límite establecido por la legislación, hemos ampliado el estudio al resto del territorio insular en que se encuentra cada Parque Nacional, para conocer adecuadamente los procesos que han tenido lugar y los que puedan tener lugar en el futuro, que pueden afectar directamente a estos espacios singulares y únicos que debemos conservar y proteger”.

Dique en las cumbres de la Caldera de Taburiente. Foto: IMGE

Dique en las cumbres de la Caldera de Taburiente. Foto: IGME
Así, añade, “se ha realizado un análisis de detalle de las estructuras de las distintas zonas de estudio, especialmente de las fallas, aunque también de los diques, conductos de alimentación y fisuras eruptivas, así como de la geomorfología. Todo ello nos permitirá estudiar el campo de esfuerzos en distintos momentos y su evolución temporal para, por un lado, conocer su relación con la actividad de las diferentes estructuras y, por otro, con las erupciones volcánicas. De este modo intentaremos determinar qué conjuntos de fallas pueden favorecer el ascenso del magma hacia la superficie durante futuros procesos de reactivación volcánica”. Para ello, subraya, es “necesario localizar en el campo las huellas del movimiento de las rocas, es decir, de estrías que indican el movimiento de unos bloques de roca respecto a otros. Las medidas de las orientaciones y las características de las mismas, junto con el resto de datos geológicos obtenidos, permitirá conocer las relaciones entre la tectónica y la distribución espacial y temporal de los procesos volcánicos en sendos parques nacionales”.
La referida investigadora asegura que “el conocimiento de los procesos y las condiciones en que se han originado la gran variedad petrológica, estructural y morfológica de los caracteres volcánicos que observamos hoy en día en los Parques Nacionales canarios estudiados, y en su entorno, nos permitirá conocer mejor su evolución en el futuro, aspecto fundamental si queremos conservar el sustrato que condiciona el desarrollo de su flora y fauna. Este estudio permitirá caracterizar y explicar procesos geológicos singulares que han dado origen a numerosos elementos paisajísticos. Además, constituye la base para futuros estudios de riesgos geológicos, especialmente de riesgo volcánico, sísmico y de movimientos del terreno, todos ellos directamente relacionados con las características volcano-tectónicas de estas zonas”.

El equipo investigador junto al director del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, Ángel Palomares. Foto: IMGE

El equipo investigador junto al director del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, Ángel Palomares. Foto: IGME
En el caso del Parque Nacional de Timanfaya, en Lanzarote, precisa, “se ha realizado también un estudio de la sismicidad local y del campo volcanomagnético asociado para caracterizar adecuadamente el campo de esfuerzos actual”.
Cada uno de los parques mencionados, apunta, “se encuentra en un estadio de evolución volcánica diferente, lo que nos permite establecer cambios en el estado de esfuerzos entre las zonas más antiguas asociadas a un edificio en escudo (La Caldera de Taburiente), y las zonas con actividad más reciente relacionadas con una zona de rift (Timanfaya), pasando por un edificio más complejo en el que se superponen campos de esfuerzos asociados a volcanismo tanto central como regional. Además, las tres islas donde se localizan estos Parques, han tenido actividad volcánica subaérea en época histórica”.

El equipo de investigadores está integrado por la ya citada Nieves Sánchez Jiménez; Inés Galindo Jiménez, geóloga, investigadora titular del IGME y jefa de la Unidad Territorial de Canarias; Miguel Ángel Rodríguez Pascua, geólogo, investigador titular del IGME de Madrid; María Ángeles Perucha Atienza, geóloga, investigadora A2 del IGME de Madrid, y Carmen Romero Ruiz, geógrafa, profesora titular de la Universidad de La Laguna (ULL).

29/08/2016 – 21:21h

Aliaga. Museo de campo

image

Tube la suerte este verano de recorrer en parte la geología de Aliaga, y tratar de recojer con mi camara lo más interesante y en ocasiones espectacular de este rincon turolense, un poco alejado de las zonas más pobladas, pero impresionante al que le apasiona la geología. Las imagenes son lo más real, para describir una parte de la geología de este lugar emblematico y espectacular que es Aliaga y su entorno, me falto tiempo para lo mucho que el paraje contiene.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hacia Aliaga por el valle de Pitarque

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Saliendo del valle por el Oeste

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Saliendo de Aliaga hacia el Norte

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La carretera se complementa con el paisaje

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Empezamos el recorrido

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Contacto Fm.Utrillas-Fm.Mosqueruela

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lumaquela de Ostreidos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estrias de deslizamiento

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Superficie con interrupción sedimemntaria

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bioturbación

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pliegue serpenteante

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Calcarenitas con estratificación cruzada en ambientes mareales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Calcarenitas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Secuencia de zomerización en llanura mareal

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Superpocisión de estrias de deslizamiento

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Conglomerados Paleógenos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Olistolito

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al final una pequeña aventura, cruzar el  “puente”

Queda un mundo por descubrir en este lugar, este sitio lo elegí por ser lo que yo consideré muy interesante, por las formaciones geológicas que describo en el siguiente mapa.

Siguiendo la linea roja y en orden correlativo. Fm.Utrillas,  Fm.Mosqueruela, Fm Ciudad Encantada o Barranco de los Degollados, Fms Cañadillas y Órganos de Montoro,  Fm Fortanete,  (Maastrichtiense), y Paleógeno.

Aliaga

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Espero que el contenido de este reportaje sea de vuestro agrado. Gracias por seguirme , hasta pronto.

Derriban la Teoría del Estrecho de Bering

nativos-americanos

De acuerdo con las hipótesis más aceptadas, las primeras personas que llegaron a Norteamérica habrían pasado al continente a través de un antiguo puente de tierra entre Siberia y Alaska. Tuvieron que esperar a que dos capas grandes de hielo que cubrían lo que hoy es Canadá comenzaran a retroceder, hasta que se creó el llamado ‘pasillo libre de hielo’ que les permitió moverse hacia el sur.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Nature echa por tierra esta teoría. El equipo internacional de investigadores, dirigido por el profesor Eske Willerslev, genetista evolutivo de Centro de GeoGenetics de la Universidad de Copenhague y de la Universidad de Cambridge, utilizó ADN antiguo extraído de un punto crucial dentro de este corredor para investigar cómo evolucionó su ecosistema cuando los glaciares comenzaron a retirarse.

Los científicos crearon una imagen completa que muestra cómo y cuándo emergieron la flora y la fauna cubriendo el hielo de esta ruta de paso hasta hacerla viable, un proyecto de reconstrucción de la prehistoria como nunca se había hecho antes.

Los investigadores señalan que, si bien los humanos pudieron haber viajado a través de este corredor hace unos 12.600 años, habría sido impracticable antes, ya que carecían de recursos cruciales como la madera para combustible y herramientas, y animales de caza que eran esenciales para el estilo de vida del cazador-recolector. “La conclusión es que a pesar de que el corredor físico estuvo abierto desde hace 13.000 años, hasta varios cientos de años más tarde no fue posible utilizarlo“, dice Willersley.

Si esto es cierto, entonces significa que los primeros americanos, que ya estaban presentes al sur mucho antes de esta fecha, tuvieron que hacer el viaje por otra ruta. Los autores del trabajo sugieren que es probable que migraran a lo largo de la costa del Pacífico. Mikkel Winther Pedersen, estudiante de doctorado en el Centro de GeoGenetics que llevó a cabo el análisis molecular, añade: “El corredor libre de hielo fue considerado durante mucho tiempo la vía de entrada principal para los primeros americanos. Nuestros resultados revelan que simplemente se abrió demasiado tarde para que eso hubiera sido posible“.

El corredor habría tenido unos 1.500 kilómetros de longitud, y emergió al este de las Montañas Rocosas hace 13.000 años en lo que hoy es el oeste de Canadá, cuando las capas de hielo Cordillera y Laurentide desaparecieron. “Lo que nadie había examinado es cuándo el corredor se hizo biológicamente viable. Cuándo se pudo sobrevivir al largo y difícil viaje a través de él”, indica Willersley. La investigación se centró en un ‘cuello de botella’, una de las últimas partes del corredor en estar libre de hielo, y ahora cubierto en parte por el Lago Charlie en British Columbia y el Lago Spring de Alberta –los dos de la cuenca de drenaje del río Paz de Canadá–.

El equipo reunió pruebas, incluidas fechas de radiocarbono, polen, macrofósiles y ADN, tomadas a partir de núcleos de sedimentos lacustres, que obtuvieron de la superficie del lago congelado durante la temporada de invierno. El equipo de Willersley, hace 13 años, demostró que es posible extraer ADN de plantas y mamíferos antiguos de los sedimentos, ya que contienen fósiles moleculares de sustancias tales como tejidos, orina y heces.

Después de conseguir el ADN, el equipo aplicó una técnica denominada ‘secuenciación escopeta’. “Es increíble lo que se puede obtener. Hemos encontrado pruebas de peces, águilas, mamíferos y plantas. Esto demuestra la eficacia de este enfoque para reconstruir ambientes del pasado”, apunta el científico. Así pudieron ver, con notable precisión, cómo se desarrolló el ecosistema del cuello de botella. Fundamentalmente, demostraron que antes de hace unos 12.600 años no había plantas, ni animales en el corredor, lo que significa que los seres humanos que pasan a través de él no habrían tenido recursos vitales para sobrevivir.

El paso al ecosistema de zonas verdes

Hace unos 12.600 años, la vegetación esteparia comenzó a aparecer, seguida rápidamente de animales como el bisonte, el mamut lanudo, conejos y ratones de campo. Los investigadores identificaron una transición a un ecosistema de zonas verdes, es decir, un paisaje densamente poblado de árboles, alces y águilas calvas, que habrían sido recursos cruciales para la migración de los seres humanos.

En algún lugar intermedio, los lagos de la zona se poblaron de peces, tales como el lucio y la perca. Por último, hace unos 10.000 años, hubo otro momento de cambio, esta vez hacia un bosque boreal, que se caracteriza por los abetos y los pinos.

El hecho de que Clovis, considerada la cultura más antigua de Norteamérica, estuviera presente al sur del corredor antes de hace 12.600 años significa que no llegaron viajando a través de él. David Meltzer, arqueólogo de la Universidad Metodista del Sur (EE UU) y coautor del estudio, concluye: “No hay pruebas convincentes de que a la cultura Clovis le precediera una población más temprana y, posiblemente, separada. De cualquier manera, los primeros que llegaron a América en la Edad de Hielo se encontraron con un corredor intransitable”. El escenario más probable es que llegaran por la costa del Pacífico.

Información del Proyecto ALTERIUS

La desecación del Mediterráneo al final del Mioceno

 
La desecación del Mediterráneo al final del Mioceno Maria Bianca Cita Universidad de Milán.

El plan de Messina es un período muy corto de tiempo en la escala geológica (menos de dos millones de años) al final del Mioceno, durante el cual la región mediterránea está sujeta a cambios drásticos paleogeográfica, pero efímera.Permanecido aislado del Atlántico, el Mediterráneo se secó casi por completo. El volumen de evaporitas depositados en el fondo y posteriormente enterrados por cientos de metros de sedimentos pelágicos y emipelagici depuestos en los últimos cinco millones de años, es de alrededor de 1 millón de km 3.
Las instalaciones de la terminal de la salinidad del Mioceno crisis mentira atrás en el tiempo cuando el Tetis, la antigua vía fluvial a la tendencia Ecuatorial que separaba los continentes del norte de los austral, fue destruida en gran parte por las montañas.
de las diversas cuencas en las que se articula el Mediterráneo, justo al este se considera que queda del Tethys Mesozoico, mientras que la cuenca de Baleares, el Tirreno y el Mar Egeo se formaron durante el Neógeno, después de la orogenia alpina, en diferentes momentos y en diferentes formas.
El giro hacia la izquierda de la placa africana trajo como consecuencia también la ‘ ruptura de la comunicación que el Mediterráneo siempre había tenido con el Océano Índico. Esta interrupción, documentado por la migración de proboscideanos faunas de África a Asia y Europa se produjo en Burdigaliense, alrededor de 18 Ma.
Ocluido del Tethys occidental, separado del Océano Índico, el Mediterráneo sigue siendo un enorme golfo de residuos  atlántico, a lo largo de más de 3.000 km de agua, articulados y profundos, pero sin una circulación termohalina efectiva, a causa de las bolsas y no limitadas con las masas de agua del Atlántico. Estos intercambios se logran a través de umbrales poco profundos situados en la cadena betica N en el sur de España, y S del Rif, en la cadena de Marruecos.
Las perforaciones realizadas con fines científicos en el Mediterráneo en diversos momentos 1970-1995 trajeron los temas esenciales para formular el agotamiento del modelo.
la primera campaña de perforación de GLOMAR CHALLENGER logrado en el Mediterráneo en 1970 condujo al descubrimiento inesperado de que se puede encontrar de evaporitas en las profundidades del mar.
Al encontrar evaporitas bajo los planes del Mediterráneo occidental abisales incluyen facies características de ambientes submareales, intermareal e incluso supramareal.
el llamado modelo de la desecación de una cuenca profunda para explicar el origen dell’Evaporite mediterránea que impregna el volumen de esa expedición fue en realidad sólo compartido por tres científicos a bordo, incluyendo a los dos científicos cochief.
a partir de diferentes líneas de evidencia y con sus antecedentes altamente diversificada, los tres científicos llegaron a la conclusión de que el Mediterráneo fue la primera que se desarrolló condiciones evaporíticos alrededor profundas, que fue baja durante la crisis de salinidad, pero eso fue profunda inmediatamente después del final de las condiciones . evaporite (Plioceno transgresión)
Así es como él habría aparecido el Mediterráneo durante la crisis de salinidad: una cuenca cerrada, rodeada de cadenas de colisión, en el ambiente árido, con sujeción a la evaporación fuerte, donde se produjo la deposición de sales por evaporación del agua de mar Las  condiciones sedimentarias tema indicativos de poca profundidad de agua durante la deposición de evaporitas era evidente, y fue aceptado inmediatamente. De hecho, las facies stromatolitiche y nodular anhidrita perforados en la parte inferior de la cuenca de Baleares y la Tirreno son causa de naturaleza de marea de la sedimentación evaporite. El término “marea” tiene un significado muy especial en este contexto, como la salmuera de sal en el fondo de los embalses totalmente aisladas de los océanos no estaban sujetos a las mareas. Las excursiones de las líneas de costa, documentaron la extensión de la facies de marea, fueron el resultado de los cambios locales en el equilibrio hidrológico (razón de evaporación / precipitación, los ríos y la afluencia de entradas de mar). Por otro lado, los argumentos geofísicos y paleontológicos indican condiciones de aguas profundas de las unidades anteriores litológicas (abajo) la deposición de evaporitas, y los posteriores (lo anterior). El geofísico argumento es indirecta, pero muy fuerte: se basa en la geometría de los cuerpos evaporíticos, que muestran grandes cuñas debajo de la llanura abisal, se estrecha hacia los bordes de las cuencas y cerca de la base de las pistas. en los casos en que las pistas están bien definidos morfológicamente, como por ejemplo en Malta escarpa, el cierre evaporitas se expresa claramente en los perfiles sísmicos de reflexión. Esto demuestra la existencia de las cuencas, como tal, cuando se llevó a cabo, y evaporitas. En otras palabras, la morfología de las cuencas precedió a la crisis de salinidad, y era independiente. El argumento paleontológico, a diferencia del geofísico, es inductivo. Se basa en el hecho de que los sedimentos del Plioceno más tempranas, que se refiere a la zona de Acme Sphaeroidinellopsis tienen diferentes caracteres que son exclusivos de los depósitos profundos, mar abierto.Son esencialmente biogénico, y consisten en los restos de organismos planctónicos con conchas de piedra caliza (foraminíferos, cocolitofóridos). relación de plancton / bentos es muy alta, y las pocas formas batiales tienen una muy profundos hábitats, del orden de mil metros o más. La segunda campaña de perforación completado por GLOMAR Challenger en el Mediterráneo en 1975 ha proporcionado nuevos datos y argumentos favor del modelo original de la interpretación. Todas las facies evaporíticos encontrados en 1970 en otras áreas han sido reconocidas. Facies más solubles (sal de roca, sales de potasio) que se encuentran anteriormente sólo en la cuenca Baleares, también se identificaron en la cuenca del Jónico y en el levantino. La nueva perforación confirma la naturaleza profunda de los sedimentos del Plioceno basales en los seis pozos que se han recuperado . evaporitas Messinian Pero el descubrimiento más importante de la segunda campaña de perforación es la naturaleza profunda de sedimentos preevaporitici. en los dos pozos que – después de cruzar el Messina – han penetrado en la tierra más antigua, tenían facies batiales tanto en la cuenca Baleares (SITIO 372) que en la cuenca levantina (sitio 375). Este argumento fue considerado tan fuerte de los científicos de borde, casi todos en el extremo (diez de los doce) comparten una visión común sobre la historia de la crisis de salinidad.La tercera campaña de perforaciones profundas en el Mediterráneo, que tuvo lugar a principios de 1986 con el nuevo buque JOIDES Resolución trajo nuevos datos del área Tirreno. La facies evaporíticos de Mesenia se encontró sólo en el sector occidental, que había sido conocido desde 1970. Fuerte espesor de los sedimentos que contienen fósiles siliciclásticas y pequeños nódulos de yeso se encuentra en la llanura abisal de la corteza continental. Alrededor se encontró el sudeste Tirreno al estar desprovisto de sedimentos de Mesenia, después de haber sido formado en tiempos más recientes. Finalmente las últimas campañas de perforación llevaron a cabo en 1995 en el Mediterráneo oriental y en la que West han demostrado más allá de toda duda de que: a) la cuenca Alborán está libre de evaporitas; b) la invasión del Plioceno es la misma edad (5,33 millones de años) en todo el Mediterráneo hasta el otro extremo.

 

Fuente: http://www.langolodellageologia.com/2016/05/il-disseccamento-del-mediterraneo-alla.html