Ríos de color púrpura

A finales del Olenekiense se estaban reactivando varios sistemas de tipo rift en el Este de la península Ibérica y rellenándose por sedimentos continentales. En el caso de la Cuenca Ibérica,este relleno fue realizado fundamentalmente mediante sistemas fluviales procedentes del NW,con una cierta influencia de sedimentos eólicos, sobre todo al E de la cuenca, y por sistemas fluviales procedentes del NNW y un mayor desarrollo de sistemas eólicos al SW.

237

chronostratchart2016-04spanishamerdraft

Parte de la escala perteneciente al Triásico

x_____xiiadet_cldcihe_u_ze3lw-x_____x_ags_504597d404bb4e3e96f715ae39a2e201

Mapa geológico, parte del parque natural de la Sierra Espadán

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

FM.Cañizar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al comienzo del Triásico, hace unos 250 Ma, Iberia está constituida por una extensa zona emergida que recibe el nombre de Macizo Ibérico, en el que aún destacan algunos relieves los restos de la Orogenia Hercínica, ya muy desgastados después de más de veinte millones de años sometidos a una fuerte erosión.

En la periferia de las zonas elevadas, las fracturas que se formaron en las fases tardías de la orogenia y que empezaron a experimentar distensión a finales del Pérmico, han dado lugar a cuencas continentales donde se acumulan los materiales que los ríos arrancan a las montañas. El basculamiento de los bloques en que se ha roto la corteza hace que las zonas hundidas alternen con otras que han quedado levantadas. Las cuencas resultantes tienen forma irregular, aunque su relación con grandes fallas les da cierta tendencia a ser alargadas. El hundimiento, rápido pero heterogéneo, produce la acumulación de apenas unos metros de sedimentos en las zonas más estables mientras que en otras, muy próximas pero de mayor subsidencia, se apilan varios cientos de metros de los mismos materiales.

El clima sigue siendo árido y caluroso, con lluvias esporádicas y torrenciales. En estas condiciones los sistemas fluviales se muestran muy eficaces erosionando, transportando y acumulando grava, arena y arcillas. estos conglomerados, areniscas y arcillas ya empezaron a depositarse durante el Pérmico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Exfoliación en lutitas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Conglomerados Fm.Boniches

Estas formaciones terrígenas reciben el nombre de Buntsandstein , (areniscas abigarradas en alemán), que hace referencia a sus vistosos colores. Con ese nombre se las conoce en todo el continente europeo, donde se encuentran perfilando los contornos del Orógeno Hercínico, de cuya erosión proceden. Su color rojo es debido a un óxido de hierro que se forma en condiciones áridas, y es indicativo de una época de desertización global en Iberia y en gran parte de Europa Meridional y Central.

La formación de este tipo de sedimentos terrígenos a partir de la erosión de un relieve es un proceso bastante rápido a escala geológica y la tectonica y la sedimentación están muy relacionados. Los relieves tienden a levantarse por isostasia a medida que la erosión les quita peso de encima, mientras que las cuencas que se sitúan junto a ellos tienden a hundirse al recibir  el peso de los sedimentos . Mientras el orógeno tenga unas raices hundidas profundamente en la astenosfera, el proceso erosivo se mantiene, desgastando un relieva que se sigue levantando incesantemente y  vertiendo los detritos en unas cuencas cuya subsidencia les impide colmatarse. Esta es la historia del Triásico inferior que está escrita en las rocas que forman el Buntsandstein.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las Peñas, Artana

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al principio del período Triásico, la flora estaba dominada por los helechos y las plantas gimnospermas (coníferas, cicadales), y hacia el final del Triásico aparecieron las primeras plantas con flores y frutas (angiospermas). En las zonas más húmedas se desarrollaron los helechos, aunque predominaban sobre todo las coníferas y palmeras (cycadofitas). Con técnicas especiales se han encontrado granos de polen y esporas de las plantas que vivieron durante el Triásico. El polen es una parte de las plantas muy resistente y por eso se pueden conservar en los sedimentos. El estudio detallado de las distintas especies de estos granos de polen han permitido conocer la edad de las rocas donde es ha encontrado el polen.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las arcillas rojas de Espadán, alimento base se los alcornocales

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Canales  y barras en rios tipo Braided o trenzado

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Arcillas Conglomerados  y Areniscas

Observando estos estratos podemos ver cómo sobre los sedimentos arcillosos se encuentran otros de conglomerados y luego otros de materiales arenosos, despues estratos arcillosos de nuevo más finos, lo que indica que la energía de los ríos iba disminuyendo a medida que conseguían rebajar el relieve. Pero como en un circulo continuo las arcillas son cortadas por una nueva capa de conglomerados que indica un rejuvenecimiento del relieve, un nuevo levantamiento isostático que proporciona a los ríos la energia para arrancar, transportar y sedimentar gravas. Luego el tamaño de grano disminuye pasando a pequeños cantos, arena y materiales cada vez más finos, pero solo para ser cortados por un nuevo nivel de conglomerados o de arena gruesa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sedimentos rojos de arcillas y conglomerados parecidos a nueces

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Canales de arenisca con estratificación cruzada

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Poco a poco la situación empezó a estabilizarse a medida que el relieve iba perdiendo altura y que los ríos perdían su energia. Las depresiones empezaron a colmatarse y, al final del Triásico Inferior, algunas de las cuencas situadas en la periferia del Macizo Ibérico, que habían permanecido aisladas, se conectaron y pasaron a formar áreas más extensas con una subsidencia más lenta y uniforme. La llanura elaborada por los ríos se abría hacia el sureste, al mar de Neotethys, en forma de marismas y extensiones fangosas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sobre estas llanuras se produce una transgresión que se adentra tímidamente en la Placa Ibérica, recubriendo de margas y arcillas los depósitos del Triásico Inferior y conectando las cuencas más orientales. Estos materiales se corresponden con ambientes sedimentarios de transición entre el continente y el océano como estuarios, deltas y marismas, similares a las que actualmente encontramos en las costas españolas. Son la interfase entre el curso bajo de unos ríos que están terminando de elaborar una penillanura, y un mar que poco a poco gana terreno al continente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Would you give me a ride?

Una combinación perfecta, nos vemos………

2 pensamientos en “Ríos de color púrpura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s